La manipulación y la censura se vencen con información


Ginés Fernández, director de MO y responsable de comunicación del PCE, moderó un coloquio sobre la manipulación mediática con el título, Rompiendo el frente mediático Neoliberal, que describe exactamente el papel de los medios de comunicación y la reacción necesaria para minar el pensamiento único y plano que imponen los mercados que les financian. A los participantes: el actor Willy Toledo, el periodista Pascual Serrano, Julio Anguita y el embajador cubano, Alejandro González, los presentó como “los damnificados por los medios de comunicación”. Anguita fue más lejos : “Este acto es una cuerda de presos castigados, vilipendiados, insultados en los medios…, pero vosotros (dirigiéndose al público) también habéis sufrido escuchando informaciones, la radio del taxista, opiniones en la calle… ” Y sentenció: “Estamos en una guerra ideológica en la que no hay armisticio. Es a vida o muerte”.

El periodista Pascual Serrano también habló en términos bélicos: “hay que bombardear al enemigo, dejar en evidencia sus campañas de manipulación”, denunciar su juego sucio. Y luego, “lo más difícil, hay que desplazar su hegemonía” Para ello hay que organizarse con profesionales comprometidos, con proyectos de formación para la lectura de los medios y para ejercer otras formas de periodismo. “Estamos en guerra y el enemigo no financia las armas”.

Serrano puso ejemplos: la alarma social en Venezuela para desestabilizar al gobierno; el silenciamiento de Fidel cuando habla de amenaza de guerra nuclear; las noticias sobre las barbaridades del burka y las violaciones de mujeres que no fueron noticia hasta que los talibanes rompieron sus relaciones con Estados Unidos; nadie volvió a hablar de los maltratados indios misquitos desde que los sandinistas salieron del poder. También se estigmatiza a personas, como hicieron con Anguita, cuando Izquierda Unida era fuerte, y como han hecho con Willy Toledo aplicándole un castigo mediático ejemplar por decir lo que dijo de Cuba.

interesante  La respuesta de las mujeres frente a la crisis

El periodista, escritor y columnista de MO abogó por desmantelar el mito de la libertad de prensa y dijo, recordando al ensayista y filósofo Santiago Alba, que lo que los medios reivindican es el poder de la censura para silenciar la voces rebeldes y díscolas.

“Es hora de que la izquierda comprenda que la comunidad tiene que tener el control de los medios” recomendó el autor de Desinformación. Cómo los medios ocultan el mundo. Recordó, también, que en Venezuela se ha planteado una ley para impedir que los bancos estén detrás de los medios de comunicación.

El carismático líder cordobés también llamó a la organización: “Nos han metido la cultura como espectáculo. Nos han metido el apoliticismo. Hay que desmontar su discurso. Y hay que hacerlo siendo suave en las formas pero duro en el contenido”. Por eso, una vez más Anguita reivindicó el ejercicio diario de la lectura, la preparación y el estudio: “leer es una palabra revolucionaria como ninguna. Allá donde haya un militante está el Partido. Por hay que formarse” Recordó que en la clandestinidad “el primer frente que teníamos era el ideológico, en las fábricas, en las universidades…”.

Cuando Willy Toledo tomó la palabra, reconoció que la paliza mediática por decir que Zapata era un preso común fue fuerte “pero no consiguieron lo que querían: hacernos callar a todos los que se atreven a combatir la versión oficial y obligatoria” Y añadió “tendrán El País, El Mundo, Libertad Digital… pero nosotros tenemos la dignidad y la convicción de nuestras ideas. Somos activistas de ideas”.

Y Toledo también retomó el lenguaje de guerra. “La información es poder. En lugar de ser el cuarto poder ha pasado a ser el primero. Hoy el ejército y los machetes son los periodistas y los medios de comunicación. Y entonces nos cuentan que en Afganistán estamos para defender al pueblo afgano, que el gobierno de Honduras es legítimo, que Orlando Zapata fue un preso político y que El País, La SER y PRISA con medios de comunicación de izquierdas.”

interesante  Intervención de José León, Secretario General de la UJCE

El actor identificó a los dos principales enemigos de la izquierda: el PSOE, que desactiva los sindicatos, privatiza las empresas más productivas y traicionó a los hermanos saharauis; y PRISA, que nos dice que no podemos ir a la Huelga porque sería hacer el juego a la derecha.

El embajador de Cuba, Alejandro González, habló de las campañas mediáticas de difamación, o silenciamiento, según les convenga, al que someten a Cuba. “Es difícil intervenir a un país que no exporta bombas sino médicos entrenadores y maestros. Pero quieren debilitar nuestra revolución y aislarnos y utilizaron la muerte de Zapata, preso común, para convertirlo en mártir de la revolución” y apuntó con el dedo a fundaciones como la de Aznar de ser la promotora de la campaña. Explicó que la campaña sucia continuó con la huelga de hambre de Fariñas, con las Damas de Blanco… Pero no hablan de que hay 32 mapuches muriéndose en huelga de hambre en Chile.

Otro ejemplo expuesto fue en relación al terremoto de Haití. “Todos acudieron a hacerse la foto del desembarco” explicó el embajador, “menos Cuba, porque ya estaba allí”. Tenía a 400 médicos trabajando en el terreno, y formaba gratuitamente a los médicos haitianos. Sin embargo, contó, cuando salió publicada una relación de países que ayudaban a Haití, y que terminaba con la aportación de Turquía de dos médicos, Cuba ni aparecía.

También han silenciado a los 5 héroes cubanos que llevan 12 años presos en las cárceles estadounidenses acusados falsamente de espías.

Si como decía Anguita al iniciar su intervención, esta es una cadena de presos, se trata de presos políticos, combativos para romper el muro de desinformación y la mentira de la verdad única. O visto desde la ofensiva, activistas de las ideas, como dijo Willy Toledo y como práctica cada día Pascual Serrano desde su columna y sus perlas informativas en Mundo Obrero, y como hace en su blog, en Rebelión.org y en sus publicaciones.