Willy Toledo habló claro en la Fiesta del PCE


El actor Willy Toledo ha criticado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por apoyar lo que ha considerado “expulsión nazi” de gitanos rumanos y búlgaros que ha emprendido el Gobierno francés de Nicolas Sarkozy. Denunció la existencia de “cárceles secretas” en España para acoger a inmigrantes “sin papeles” que están gestionadas por agentes de la Policía Nacional y no funcionarios de Instituciones Penitenciarias a pesar de que “no es su cometido”.

Toledo también criticó que el PSOE ha impulsado en sus sucesivos Gobiernos “una política económica de derechas”. “¿Existe un partido más a la derecha que el PSOE?”, se preguntó de forma irónica ante decenas de militantes comunistas, subrayando la necesidad de “activar la huelga” general convocada por los sindicatos para el próximo 29 de septiembre contra la reforma laboral.

Sobre sí mismo ha dicho que está “hasta las narices” de que le asocien con la plataforma de artistas que apoyó la reelección del jefe del Ejecutivo. “No soy de ‘La Ceja’. Ni soy ni seré”, ha dejado claro el actor durante su intervención en el coloquio ‘Rompiendo el frente mediático neoliberal’, organizado en el marco de las fiestas del Partido Comunista de España en la localidad madrileña de San Fernando de Henares que se celebran hasta el domingo.

Toledo también arremetió contra el ex presidente Felipe González al que calificó de “el presidente más nefasto” español por impulsar la privatización de “las empresas más productivas” del país en los años 80.

Igualmente, criticó “la desfachatez” del ex presidente del Gobierno socialista por su papel en el conflicto del Sáhara occidental al convertirse en “amigo personal” del Rey “genocida” Hassan II, padre del actual monarca, Mohamed VI, con quien Rodríguez Zapatero tiene previsto reunirse el próximo lunes en Nueva York, en los márgenes de la Asamblea General de la ONU, para analizar las relaciones bilaterales.

interesante  Conmemoración de la R (Resistencia, República y Revolución)

El actor, conocido activista de la causa saharaui, denunció “el silencio informativo tan brutal” sobre las violaciones de Derechos Humanos que comete el Gobierno de Rabat en la antigua colonia española.

Por otra parte, el actor también criticó “el linchamiento mediático” que sufren países como Cuba o Venezuela para denunciar recortes de libertades o el cierre de medios de comunicación que se producen algo más cerca cuando se “intenta juzgar lo que aquí no hemos sido capaces de juzgar”, al tiempo que criticó duramente la encarcelación de la cúpula del diario Egunkaria después de que la Justicia determinada que “ni un solo artículo” publicado por el rotativo vasco justifica ni alienta la violencia de ETA.