Concluye la Fiesta del PCE, con la mirada puesta en los efectos de la crisis sobre la clase trabajadora


La Fiesta del PCE ha concluido este domingo su tercera y última jornada con unos datos de asistencia en torno a las 10.000 personas y la huelga general como protagonista además del reencuentro, después de muchos años, con los sindicatos que, junto a la presencia de IU, han escenificado la unidad ante la huelga general del próximo 29 de septiembre.

Así lo ha expresado el secretario de Comunicación del PCE, Ginéz Fernández, que ha valorado la asistencia a la 33 edición de esta fiesta que, por primera vez se ha celebrado en el parque Dolores Ibarruri del municipio madrileño de San Fernando de Henares, lugar que piensan repetir en próximos años.

Fernández ha reconocido que la convocatoria de huelga general del 29-S ha sido la protagonista de la fiesta, si bien durante la organización de los actos se había pensado que el acto central tendría un carácter cultural y sería el homenaje al poeta comunista Miguel Hernández, en el centenario de su nacimiento.

No obstante, lo político y lo cultural se han dado la mano en esta fiesta en la que también han tenido cabida los coloquios sobre la crisis económica en España y en Europa y las presentaciones de libros editados por las federaciones del PCE, y asociacones afines, entre las que han destacado las memorias de Teodulfo Lagunero y Antonio Romero o la selección de textos del periodista y escritor antifranquista Federico Melchor.

Mítin del sábado y festival Flamenco

El sábado pasaron por la fiesta del PCE más de 10.000 personas. El acto más simbólico tuvo lugar el sábado por la tarde, cuando los líderes del PCE, IU, CCOO y UGT esbozaron un contundente míting convocando a la clase trabajadora a la huelga general para el 29 de septiembre. Se censuraron las decisiones del Gobierno ante la crisis económica, por plegar al Estado frente a los mercados especulativos, haciendo peligrar el sistema de pensiones.

interesante  Los árboles de la memoria

Los asistentes vocearon Zapatero Dimision, Cayo Presidente y mostraron su apoyo a las palabras indignadas de Fernández Toxo y Cándido Méndez (que era la segunda vez que asistía a la fiesta del PCE).

Los líderes sindicales mostraron su apoyo a la “izquierda real” frente a los que “han perdido la razón o los que defienden la sinrazón”, afirmó Méndez, en clara alusión a PSOE y PP, pero también a CiU y PNV. Alertaron contra el “envite” actual de la derecha europea contra los más débiles —expulsiones incluídas— y llamaron a una respuesta sindical conjunta en todo el continente.

El segundo acto más popular fue el homenaje a Miguel Hernández, en el que se reivindicó el perfil de militante del PCE del poeta —aspecto escondido por los hagiógrafos oficiales— y se exigió, por parte de su familia, la anulación de su sentencia de muerte así como el reconocimiento público de su inocencia.

Los conciertos del festival de Flamenco, con excepcionales recitales ofrecidos por estrellas del género como Juan Pinilla, Manuel Gerena (que hubo de retirarse por problema en las cuerdas vocales) o José Domínguez El Cabrero concentraron también a miles de personas de todas las edades, impresionadas por el derroche artístico de la noche.

Como colofón de la fiesta, la formación dió un homenaje a su cabecera, el periódico Mundo Obrero, que cumple este año su 80 aniversario.

Todos los mítins, charlas y presentaciones de la presente edición han sido grabados en vídeo por vez primera y se prevé estén disponibles en breve.